Mi experiencia con un generador eléctrico

Los mejores generadores eléctricos han dejado en mí una experiencia única. No había imaginado cuán útil podría resultar en el hogar disponer de un equipo que me proporcionara energía con un mínimo de combustible, poco ruido, fácil de manejar y de transportar.

Resulta que en la tienda de generadores encontré justo a la medida de lo que necesitaba, nada exagerado, más bien pequeño con un precio que ronda en lo barato, justo lo que necesitaba para garantizar la iluminación del patio trasero y cubrir las demandas de algunos equipos que apenas utilizo pero que son igualmente importantes como las neveras, la podadora del jardín y cosas de ese estilo.

Una vez que lo adquirí, agradecida yo por todas las explicaciones y ayuda que recibí por parte de los vendedores, mis gastos por concepto de energía se han reducido radicalmente, me atrevería a decir que gasto un 40 por ciento menos de lo que lo hacía anteriormente.

Por ello he decidido adquirir otro de mayor potencia, que me permita conectar todos los equipos de la casa y del patio, sobre todo ahora que se acerca el verano y sube el consumo de los aires y la televisión. Sin dudas tener un generador es una garantía que se debía expandir, pues solamente el ahorro que significa vale la pena.

 

Esta entrada fue publicada en agosto 15, 2017. Añadir a marcadores el enlace permanente.