La aparición de falsos minusválidos en la ciudad de Arona

Jugar con las apariencias y con las dificultades que otros enfrentan en la vida es algo muy serio, por eso es que ante la aparición de falsos minusválidos en la ciudad de Arona nadie puede quedar callado y mucho menos cuando están haciendo uso indebido de las rampas de sillas de ruedas, las cuales se han puesto para ayudar a  que la ciudad sea más inclusivas con estas personas.

Estos hechos que pueden ser considerados delictivos y deben ser penados por la ley no contribuyen para nada a una conciencia social que hable a favor de los habitantes de la ciudad. Es por esto que se deben indagar en las causas que provocan que una persona llegue a tal extremo de falsedad.

No estamos hablando de un plaga inmensa pero si del hecho elemental de que personas se quieren aprovechar de la consideración de los demás haciéndose las listas para supuestamente ganar en tiempo o pasar delante en trámites burocráticos y obligatorios que se hacen en una ciudad diariamente.

Ahora no se trata de volvernos insensibles pero si de estar atentos hasta donde se pueda para evitar que nos vean la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *