Mi vida cambió desde que compré un patinete eléctrico

Mi vida cambió desde que compré un patinete eléctrico y pude adquirir uno de los medios de transporte más innovadores que se han creado. Al comprar patinete electrico pude combinar las ventajas de una moto y de una bicicleta consumiendo muy poco, ahorrando gastos y ganando tiempo.

 

El mío particularmente me pareció muy simple de conducir y muy práctico para transportarme. Esto sucede porque que no tiene mucho peso, también la mayoría de estos artículos son patinetes eléctricos plegables, para que los puedas llevar contigo a cualquier parte.

En cuanto a potencia y seguridad no debo preocuparme pues el motor eléctrico es alimentado por una batería y se activa a través de un controlador que es el encargado de administrar la potencia que recibe el motor.

 

Mi modelo se clasifica dentro de los patinetes diseñados para un uso urbano. Posee autonomías más altas y se pueden trasladar fácilmente de un lugar a otro o se puede combinar su empleo con el del transporte público.

 

La autonomía del mismo se mide en amperios, de la batería con la que funciona. Aunque, factores como la superficie, el peso del conductor, la temperatura ambiente o el estilo de conducción, también influyen en la duración de la batería.

Esta entrada fue publicada en septiembre 24, 2018. Añadir a marcadores el enlace permanente.